Cristal  de   Berenjena®


Antecedentes Cristales de Berenjena

En el año 1999, investigaciones y pruebas a nivel mundial, determinaron que  la frecuencia natural de la tierra cambió de 7,8 hz. a fluctuaciones que actualmente oscilan entre 11 y 23 hz., ocasionando  que las partículas llamadas muones tengan un profundo impacto en el campo magnético de la tierra y en el adn de las personas.

Estas variaciones nos afectan, produciendo estados de desequilibrio emocional repentinos sin causa aparente.

Nuestra biología se está transformando, pero no así nuestros sistemas de creencias.

Los síntomas en nosotros son: Sensación de energía (vibración), ansiedad, dolor de espalda, molestias corporales, incapacidad para concentrarse, palpitaciones cardiacas; zumbidos, dolores de cabeza, oculares, ardor/picazón/ojos llorosos, indigestión y náuseas, fatiga profunda, insomnio, etc., por mencionar algunos.

“Cristales de Berenjena®” es la síntesis de la investigación, basada en la sal marina y la berenjena, que es detonante en el proceso de  Fotosíntesis Humana.

El sol inicia la síntesis de la vitamina D en la piel, e internamente es recibido por nuestro dehidrocolesterol precursor de la pro vitamina D3, viaja al riñón e hígado, para completar su síntesis en vitamina D. Fortalece al sistema inmunológico y eleva los niveles de calcio de forma natural, mejora el funcionamiento de hígado y riñón, que purifican la sangre. Este proceso forma parte de la Fotosíntesis Humana.

El cuerpo utiliza el agua para generar energía.
Es decir, cuando el sol separa el hidrogeno del oxígeno, se libera energía y se separan las impurezas,  se completa el ciclo re-haciendo la partícula del agua para ser eliminada por el riñón, la alimentación a través de la luz del Sol es fundamental en este proceso de fotosíntesis humano.

Luis Frutos.

Comparte!